Cómo elegir una buena licuadora

Hay varias razones por las que comprar una licuadora es un gran acierto. ¿Llevas un tiempo buscando una para casa? Te ayudaremos a encontrar la que necesitas.

Cómo saber qué licuadora comprar

Empecemos aclarando qué es exactamente la licuadora. Esta obtiene el zumo de los alimentos utilizando el método de centrifugación, que emplea discos de corte que giran a gran velocidad, cortando la fruta y la verdura y haciendo que la pulpa vaya hacia las paredes del filtro. De este modo consigue un zumo muy fino y separado de la pulpa.

Sabemos cómo te sientes: nunca has tenido una licuadora y no sabes por dónde empezar. ¿En qué fijarse para comprar una? Hay algunas características que debes tener en cuenta cuando estés comparando los distintos modelos:

Potencia

Que la licuadora cuente con un motor potente no solo te asegura una elaboración más rápida de tus zumos. También te permite procesar una mayor variedad de frutas y hortalizas sin importar lo duras o fibrosas que sean. Nosotros te recomendamos que tu nueva licuadora tenga, al menos, 800 W de potencia para ofrecerte unos resultados óptimos.

Capacidad

La importancia de esta característica vendrá marcada por la cantidad de zumo que vayas a preparar y cuántos seáis en casa. Aunque al comprar la licuadora, te aconsejamos que elijas un tamaño grande de la jarra para estar preparado para cualquier situación como, por ejemplo, si tienes invitados en casa. Una jarra a partir de un litro de capacidad sería lo ideal.

Funcionalidades

Para personalizar las texturas de tus preparaciones necesitas contar con distintas velocidades. Además, tu licuadora nueva también puede contar con otros extras que faciliten su uso, como un recipiente para almacenar la pulpa que sea fácilmente extraíble.

Limpieza de la licuadora

A nadie nos gusta dedicar mucho tiempo al mantenimiento de un electrodoméstico. En el caso de la licuadora, asegúrate de que los pasos para limpiarla sean sencillos.

Diseño y materiales

Cuando vayas a comprar tu licuadora, te aconsejamos buscar una de tamaño compacto. Esto te lo pondrá fácil a la hora de manejarla y de guardarla. Otro detalle a tener en cuenta es el acabado y los materiales de los que está hecha, que deberían ser de calidad.