Cómo elegir una buena licuadora para tu cocina

licuadora

La licuadora es uno de los electrodomésticos básicos de la cocina, pero sólo algunas tienen la capacidad de moler casi lo que sea, sin importar qué tan duro esté.

Pero no todas sirven para todos, por lo que tendrás que tomar en cuenta primero tus necesidades para saber qué tanto uso le vas a dar a este aparato.

Aspectos a considerar al comprar una licuadora nueva

Potencia

Suelen pensar que cuanta más potencia tiene, es mucho mejor, aunque esto depende de para qué la vayas a usar. Los nuevos modelos de licuadoras con potencia baja-media (200w a 600w) funcionan muy bien y no siempre es imprescindible comprar la licuadora de mayor potencia. Lo mínimo son las de potencia de 200W aunque te recomendamos elegir un modelo a partir de 300w.

Eso sí, cuanta mayor sea la potencia, mayor tipos de fruta y vegetales se licuarán sin problema.

licuadora

Tamaño de la jarra

Es aconsejable elegir la de más capacidad. Pero también considera el espacio que tienes disponible en la cocina y también hay que tener en cuenta las personas que van a usarla.

Si sólo se van a hacer 2 jugos cada vez, entonces no te hace falta una licuadora familiar, te sirve una con capacidad entre 1 litro a 1 litro y medio. 

Tipo de cuchillas

Es más fácil lavar una de acero inoxidable desmontable. Sin embargo, la posibilidad de fugas y desgaste es mayor. Las cuchillas de la licuadora vienen en diferentes formas, anchos y largos. Aunque si tiene más aspas, será más efectiva.

El material del vaso

Cada fabricante tiene su propio material; algunos son resistentes, aptos para lavavajillas, resistentes a los arañazos, etc. Las jarras de cristal son mucho más pesadas ​​que las jarras de policarbonato, pero también son menos resistentes a los arañazos.

Además, recuerda que el vidrio es mucho más amigable con el medio ambiente que otros materiales, además que no guarda olores como el plástico.

Con estos elementos ya tienes suficiente para elegir un licuadora acorde a tus recetas.