Deliciosa Lasaña de Espinacas

Aprende a preparar una deliciosa y ligera lasaña de espinacas. Deleita a tus familiares y amigos y ¡empieza tu carrera de chef amateur!

La lasaña es una comida muy reconfortante, pero prepararla puede parecer un proceso largo y complicado. Da el primer paso hacia la gloria con esta deliciosa lasaña casera.

Te compartimos una receta sencilla pero llena del característico sabor de este clásico de la cocina italiana

En esta receta te damos los conceptos básicos. Siéntete libre de improvisar con ingredientes y forma de preparación. Después de haber hecho esta receta, te sentirás como un experto en la cocina.

Esta receta fácil de lasaña está hecha con capas de ricotta cremosa y relleno de espinacas, salsa de tomate, queso parmesano y queso mozzarella. 

Hacer una lasaña con mucho sabor tiene que ver con una proporción armoniosa de relleno, queso, salsa y fideos. Para esta versión de espinacas y queso, nos hemos saltado la salsa bechamel que se encuentra en la receta tradicional de lasaña.

Siguiendo estas instrucciones, todo el procesos te llevará apenas 1 hora, y resultará en 8 a 12 porciones.

Hornea hasta que esté dorado y burbujeante, y sirve con una ensalada simple o una guarnición de verduras para una comida vegetariana reconfortante.

Para el postre, recomendamos seguir con otro clásico de comida reconfortante fácil como el riquísimo arroz con leche.

Lasaña de espinaca

Prep Time1 hr 20 mins
Cuisine: Italian

Ingredients

  • 2 dientes de ajo picados
  • 16 onzas queso ricota
  • espinacas descongeladas
  • 1 taza de queso parmesano bien rallado
  • 1 huevo grande
  • 2 latas salsa de tomate o salsa marinara
  • láminas de lasaña
  • queso mozarella rodajas
  • sal kosher
  • pimienta negra

Instructions

  • Calienta el horno a 350 ° (tardará al menos 20 minutos en calentarse). Mezcla el ajo, el queso ricota, la espinaca, la mitad del queso parmesano y el huevo en el tazón hasta que quede suave. Condimentar con sal y pimienta.
  • Extiende un quinto de la salsa de tomate en el fondo del recipiente para hornear.
  • Coloca una cuarta parte de las láminas de lasaña en una capa encima de la salsa. Está bien si no cubren completamente el área de la superficie.
  • Extiende otra capa de la salsa de tomate sobre las láminas.
  • Coloca un tercio de la mezcla de queso ricotta en algunos puntos sobre las láminas de lasaña y aplana (la mezcla de ricotta se extenderá cuando se caliente). Coloza una cuarta parte de la mozzarella encima.
  • Repite el proceso colocando una cuarta parte de las láminas en la dirección opuesta a la anterior, cubre con un quinto de la salsa de tomate, un tercio de la mezcla de ricotta y una cuarta parte de la mozzarella. Repite una vez más.
  • Cubre con el último cuarto de las láminas, el último quinto de la salsa de tomate, el último cuarto de la mozzarella y espolvoree con el parmesano restante.
  • Cubre el recipiente para hornear con papel de aluminio y hornea hasta que la lasaña burbujee alrededor de los bordes, aproximadamente 35 minutos.
  • Retira el papel aluminio y hornea otros 15 minutos, hasta que la parte superior esté burbujeante y de color dorado claro. Deja que la lasaña descanse de 10 a 15 minutos antes de cortarla, o estará demasiado suave.

¿Por qué nos encanta la lasaña?

La lasaña es realmente el rey de todos los alimentos, pero ¿por qué?
Hablando de nutrición, es una comida completa. Cuenta con carbohidratos, lácteos, carne y verduras. Uno podría sobrevivir durante meses solo con lasaña.

Del mismo modo por el sabor: hay algo para todos, ya sea que se prefiera el sabor de la salsa, los bordes crujientes gratinados o la bechamel increíblemente cremosa. 

Pero lo mejor de todas sus características es que es altamente personalizable. Solo necesitas láminas de pasta, un producto lácteo suave y espeso y una salsa sabrosa. Hay lasañas por millones.